Buscar

Tú bioenergía trabaja para ti y en ti


ES TIEMPO DE SOLTAR, SANAR Y PERDONAR: ES TIEMPO DE VIVIR…



¿Cuánta amargura se necesita para convertirse en diabetes?

¿Cuánta soledad, rencor o insatisfacción se requiere para manifestarse en cáncer?

¿Cuánta ira se precisa para que se convierta en gastritis?

¿Cuánta emociones no digeridas necesita para que se conviertan en problemas estomacales?

¿Cuántas palabras no dichas y guardadas te has callada para que se transformen en problemas en tu garganta o tiroides?

¿Cuánta insatisfacciones son necesarias para que se origen las infecciones?

¿Cuánta falta de amor se requiere para que se genere una dermatitis?

¿Cuál será la dosis de abandono para la obesidad?


Toda emoción o sentimiento mal canalizado causa una enfermedad y despierta un patrón repetitivo emocional ancestral dormido.


¿Cuánto tiempo más requieres esperar para resolver eso que es importante resolver en tu vida?

¿En dónde está tu límite para decir ya basta y tomar acciones reales y concretas para cambiar esa historia que te lleva al hartazgo de tu vida?


Porque sabes que esas situaciones no cambiarán sola, pero si te vas dando cuenta que con el tiempo van empeorando.


Atrévete a realizar el cambio que necesita, que te permita cambiar esa percepción que hasta ahora tienes y puedes fluir como el agua viva y recuperar la chispa de vida que está dentro de ti.


No dejes pasar más tiempo para vivir la vida que mereces.


Según estudios médicos 90% de las enfermedades parten de las emociones; aquí la importancia de sanar tu corazón y tus heridas para poder tener una vida plena y bendecida.


Te invito a que hoy escudriñes tu corazón y saques todo lo que te carga de enfermedad.


No busques la paz donde jamás la encontrarás, ni busques la felicidad y gozo de donde jamás vendrá.


NO está afuera de ti, NO está en lo que compras, NO está en las cosas, NO está en otras personas.


NO está en tus hijos, NO está en tu esposa o en tus padres.


Es tiempo de SOLTAR, de no depender, ni alimentar las codependencias.


Es tiempo de SANARTE Y PERDONARTE, Y A LOS DEMÁS TAMBIÉN.


Te ayudarán estás afirmaciones:

  • Me acepto como soy y me perdono por todos comportamientos, fueron con lo que en ese momento sabía y había aprendido. Juzgarlos con los ojos de hoy me trae paz y tranquilidad.

  • Todos cometemos acciones que resultan en cosas que no deseamos y les llamamos errores, errar es humano, seguiremos errando, ahora viviré aceptando y soltando.

  • Lo que le llamo errores es lo que sucede cuando las cosas no salen como deseaba, son lecciones, aprendizajes de vida que: ME DESPIERTAN, ME LIBERAN Y SON AYUDA PARA SER MEJOR SER HUMANO. Las acepto, aprendo, y si creo que hice daño, me disculpo conmigo y con los demás, ya aprendí, ESTOY CUMPLIENDO MI CAMINO DE TRANSFORMACIÓN.

  • No tengo nada que reprocharme, deseo limpiar con aprendizajes el pasado, me entiendo y me perdono, me libero y dejo atrás lo que fue.

  • Me enfoco en el presente, lo que hoy vivo y me apasiona.

  • Hoy me reconcilio conmigo, hoy me acepto y me quiero. Tan solo sucedió lo que era necesario para que aprendiera, un camino que ya dejé atrás y me enfoco en los cambios que puedo hacer hoy para mi futuro.

  • Quiero vivir todas mis posibilidades, enfocarme en el alcanzar lo que me apasiona, y eso lo logré.

Es tiempo de VIVIR TU VIDA, TÚ LA CONSTRUYES.


Benjamín Olivares


Sinergia en Competencias y Competitividad

4 vistas0 comentarios