El Líder y los colaboradores son los protagonistas por igual del reto de formar estos equipos de Alto Rendimiento.

Hoy día estamos más interconectados que antes, ningún trabajo es independiente, y es más claro cada día que buena parte de mis resultados dependen de otros, y al final no solo son mis resultados, ya que esos de nada valen si los resultados de mis compañeros no son los planeados.

Adquirir competencias para un liderazgo colaborativo, un liderazgo hacia el Equipo ya es un requisito, y además que los colaboradores tengan competencias para:

Generar confianza, integrarse, alinearse, comprometerse, compartir, responsabilizarse con sus compañeros, enfocarse a resultados, y crear mecanismos, así como técnicas de control emocional grupal.

No solo el Líder es responsable, pero sí de él parte un compromiso mayor de lograr Equipos y mejor si son de Alto Rendimiento, con una Coordinación de acciones que es estratégica y que se aprende.

PROGRAMAS DE APRENDIZAJE

Hoy no es suficiente el Liderazgo, se le ha dado más importancia de la que tiene, lo fundamental es la capacidad de formar Equipos, y que estos tengan como función clara el Alto Rendimiento.

 Las empresas que lo han entendido obtienen resultados espectaculares, rompen el paradigma de organizaciones verticales, el uso del poder personal no existe, pero si el poder de comprender y alinearse a objetivos que los hace que su vida tenga un reto.

Los hace pertenecer a algo mayor que cualquier cosa a la que ellos hayan aspirado en forma personal y que difícilmente solos lo lograrán.

EQUIPOS DE ALTO RENDIMIENTO